Por: Sara Caicedo.

Si has intentado mantener tu huerta produciendo continuamente, pero te sientes frustrado porque no lo has logrado fácilmente a partir de siembra por semillas, este blog es para ti.

Las dificultades que se nos presentan cuando hacemos nuestros propios semilleros

Las plantas se propagan por dos métodos: sexual (a partir de semilla) y/o asexual (a partir de partes de la planta). Probablemente has hecho el ejercicio de hacer semilleros, pero no has tenido mucho éxito? Cuáles pueden ser las razones? Falta o exceso de agua, semillas que no germinaron, el sustrato usado, falta o exceso de luz, entre otras tantas. Las semillas al germinar necesitan condiciones particulares que a menudo no tenemos la capacidad de proveer para ellas, porque estamos muy ocupados o no tenemos el conocimiento. Germinan a los 21 grados centígrados en la oscuridad, deben encontrar luz al despertar pero que no sea demasiado fuerte y en la medida en que van creciendo, debemos proveerles agua pero si les ponemos demasiada pueden morir. Es un arte lograr que los semilleros prosperen.

IMG_8470

¿Qué son las plántulas?

En nuestra experiencia de varios años hemos descubierto que una manera de obtener resultados rápidos en nuestro cultivo es hacerlo a través de plántulas.

La plántula es la planta en sus primeros estadíos de desarrollo, desde que germina hasta que se desarrollan las primeras hojas verdaderas . Es una plantita joven que puede tener dependiendo de la variedad unas 6 semanas y ya puede ser trasplantada a nuestro huerto. Al germinar la planta, lo primero que veremos son unas hojas de un diseño sencillo que puede ser un corazón o un óvalo (se llaman hojas falsas), en este punto es difícil reconocer a la planta porque muchas variedades comparten este mismo diseño al inicio de su vida. Posteriormente, salen las hojas verdaderas que ya tienen su apariencia definitiva, esta etapa es la que se conoce como plántula.

IMG_7254

¿Qué ventajas tiene sembrar a partir de plántulas?

Cuando partimos de plántula garantizamos que ya hemos pasado la etapa más delicada en el desarrollo de las plantas, podemos ver cómo va a quedar nuestro huerto (lo cual nos permite hacer diseños más complejos) y nos hemos ahorrado unas 6 semanas de tiempo. Si al sembrar de semilla te demoras de 90 a 100 días en cosechar una lechuga, al hacerlo a partir de plántulas, estarás preparando tu ensalada en 60 días.

Se puede conseguir una amplia variedad de plántulas: más de 10 tipos de lechugas, hortalizas asiáticas como la mitzuna y la tatsoi, el bokchoi, la colchina, acelga, brócoli, kale, coliflor, apio, espinaca, calabacín, tomates, cebollas, rábano, cilantro, perejil, frutales, hierbas aromáticas, entre otras. Te imaginas tu huerto con todas estas opciones?

¿Cómo debemos cuidarlas?

Una vez las compramos a un productor local, debemos mantenerlas hidratadas (pero no demasiado), con luz indirecta, en un lugar fresco. Debemos sembrarlas en menos de 4 días o pueden estresarse y no llegar a desarrollarse bien en su etapa adulta.

IMG_0008

Antes de sembrarlas riega el terreno, verifica que el agua haya penetrado lo suficiente, al menos unos 10 cm, de lo contrario es superficial y no tendrán agua. No recomendamos regar las plántulas inmediatamente después de sembradas, es mejor regar el terreno antes.

Siémbralas en la tarde (tipo 5pm), o el trasplante será muy duro para ellas por el efecto del sol (se marchitan). A esta hora tienen el resto de tarde, la noche y las primeras horas de la mañana para adaptarse a su nueva morada.

Siembra teniendo en cuenta alturas, distancias, haz previamente un diseño de tu huerto para garantizar que tengan el espacio necesario y no se hagan sombra entre ellas. Las lechugas se siembran a una cuarta (mano estirada) de distancia, pero los tomates se siembran al menos a 40 cm y debes tener en cuenta que en su etapa adulta pueden alcanzar al menos unos 70 cm de altura y podrían hacerle sombra a sus vecinas, verifica el movimiento del sol en tu huerto. Para más consejos sobre cómo empezar tu huerto en casa consulta este artículo o participa en nuestros cursos de agricultura urbana.

IMG_7239

Las plántulas son como un bebé, requieren mucho cuidado al principio. Si las ves un poco marchitas pero estás seguro que están bien de riego, no te preocupes, es normal en los primeros días. A los 5 días puedes ver que la planta comienza a generar nuevas hojas, vas por buen camino!

Riega tus plántulas después de las 5pm o muy temprano en la mañana (antes de las 7am), si usas una manguera, procura no dirigirla hacia las plantas sino hacia el sustrato (terreno), para no lastimarlas. Si ves que el terreno está muy seco por el sol picante puedes regar en el día pero nunca sobre la plántula, sino sobre la tierra (sustrato).

Consejos prácticos

Haz previamente un diseño de tu huerto y no compres más plántulas de las necesarias, porque después estarás sembrando muchas en poco espacio.

Revisa que no haya varias plántulas en un solo alvéolo (huequito de la bandeja germinadora). Los productores a menudo para no perder espacio en los semilleros ponen varias semillas en cada alvéolo para garantizar que alguna germine y puede suceder que germinen en cada uno hasta 4. Debes mojar las raíces y separarlas con cuidado. Esto requiere experiencia. Si las dejas sin separar lo que sucede es que ninguna se desarrollará bien porque competirán por el espacio y los nutrientes.

IMG_7242

Revisa que no se les haya pasado su tiempo de semillero (6 semanas) y que posiblemente ya no sean las mejores para la siembra. Esto cómo puedes detectarlo? No deben tener flores (si fueran plántulas de tomate), porque posiblemente han superado las 6 semanas y al no tener las condiciones óptimas para su desarrollo, la planta ha procedido a generar flor y fruto (semilla) para poder perpetuar su especie y extinguirse. No deben ser demasiado alargadas (como en el caso de las lechugas) porque puede ser que ya tienen más de las 6 semanas y están estresadas buscando el sol directo. Si quieres saber más sobre los cuidados que debes tener en tu cultivo, consulta este artículo.

Milagros Urbanos ofrece el servicio de entrega de una amplia variedad de plántulas a domicilio en la ciudad de Bogotá. Comunícate con nosotros al 315-3436865, o escríbenos a milagros.urbanos@gmail.com

Te deseo la mejor de las suertes en tu cultivo y espero que este blog haya sido de ayuda.